#MachoDeLaSemana: El juez y el Porky

Por: Juliana Abaúnza

La semana pasada, Diego Cruz, uno de los cuatro jóvenes conocidos como Los Porkys, acusados de violentar sexualmente a una menor de edad, ganó un amparo en el que se declaraba inválido el auto de formal prisión que le dictaron en enero, acusándolo del delito de pederastia. Si bien esta sentencia no significa que él sale de la cárcel por ahora –gracias a que el delito de pederastia es considerado grave y procede que se quede en la cárcel hasta que otro tribunal confirme el fallo–, no dejan de ser indignantes las razones por las cuales el Juez de Distrito encargado de la sentencia le otorgó el amparo. Según él, no hay pruebas suficientes para considerar que cometió el delito de pederastia. ¿Por qué? Porque para él, no se comprobó que Cruz, acusado de tocarle los senos a la víctima, mientras otro la violaba, y otros dos se burlaban de todo lo ocurrido en un carro al que la habían metido a la fuerza, haya tenido una “intención lasciva”. Esto es: dado que no se pudo comprobar si lo hizo por placer sexual o no, no se pudo comprobar que “abusó sexualmente” de ella. Porque lo que importa es el placer del que abusa de las víctimas.

El periódico El País informa sobre la sentencia y reporta que el padre de la víctima dijo que “con este amparo cualquiera podría tocar a una niña sin consecuencias”. Y sí. Con ese criterio del abuso sexual y la pederastia, el acto no es lo único que importa. Importa la intención de quien lo hizo. Y, si se sigue la sentencia cuidadosamente, resulta que para comprobar la intención es necesario que el indiciado diga o haga algo que indique que está buscando su placer. De lo contrario, ¿cómo podríamos saberlo? No es como que el contexto importa.

NoFM explica en este artículo que la sentencia no solo desafía el sentido común y la lógica, sino también la ley del Código Penal de Veracruz.

Estefanía Vela explica y analiza la indignante sentencia:

Quienes trabajabamos en temas relacionados con la violencia de género, sabemos que uno de los puntos más complicados de acudir al sistema penal (o, en realidad, al sistema de justicia) es lo probatorio. Como el mismo juez de esta sentencia reconoce: una gran parte de los delitos sexuales ocurre tras puertas cerradas, sin ningún testigo o evidencia documental. Lo que tenemos, por lo general, es solo lo que las partes del caso afirman.

Si el Juez de Distrito, en este caso, se hubiera limitado a afirmar que no había manera de probar que los hechos ocurrieron, esto es, que no había manera de saber qué ocurrió en el carro y cuál fue la participación de Cruz en ello, la discusión pública sería distinta. En ese caso, estaríamos discutiendo cuál debe ser el valor de la declaración de una víctima. Estaríamos discutiendo cómo se deben interpretar qué testimonios. Estaríamos discutiendo cuáles periciales psicológicas son válidas y por qué. Estaríamos discutiendo qué dijeron los inculpados y qué no.

Pero el Juez no limitó su sentencia a afirmar que no se podía comprobar “qué había ocurrido en el carro y qué papel jugó Cruz en ello”. No. La base principal de la sentencia tiene que ver con comprobar no solo que Cruz tocó a Daphne, sino que lo hizo para “obtener placer”. Esto es, para el Juez el problema no es que no se comprobó qué hizo Cruz, sino que no se comprobó que lo hizo por placer. Es distinto. Lo mismo ocurre con el requisito del “estado de indefensión”: el Juez hace un análisis de por qué lo que ella dice –y que los inculpados confirman– que ocurrió, implica que ella no estaba “indefensa”. Da por sentados los hechos, para afirmar por qué no encuadran en el tipo penal. Ofrece, en otras palabras, una interpretación sustantiva sobre lo ocurrido y sobre lo que para él es la ley, en este caso.

Por su parte, en esta columna para Vice, Catalina Ruiz Navarro pide #JusticiaParaDaphne y se lamenta del mensaje que este fallo envía a las mujeres: “nada nos protege”.

¿Qué significa pedir justicia para Daphne? Muchos han dado la respuesta leguleya: el fallo es correcto dentro del marco de la legalidad y bla, bla, bla en jerigonza, llevando la discusión a un oscuro campo del derecho en donde sólo unos pocos abogados-druidas pueden opinar. Estas posturas elitistas olvidan que toda la ciudadanía puede y debe hacer parte de un debate público como éste, y sobre todo, que el concepto de Justicia antes que del derecho, fue de la gente, del sentido común, de la moral y de la ética. El debate rápidamente confundió legalidad con justicia, que no siempre son lo mismo, al punto que si algo muestra este caso es que lo penal es, de lejos, insuficiente para prevenir, tratar, resolver y reparar la violencia de género.

Si les da pereza leer o prefieren que les expliquen las cosas hablando, miren nuestro video de Youtube en el que hablamos de la sentencia, del caso y de lo urgente que es pedir #JusticiaParaDaphne.

Dos cosas han pasado con este caso. Primero: el Consejo de la Judicatura Federal ha suspendido al juez para investigarlo. No sabemos bien las razones, pero sabemos que no debe tener que ver con la sentencia en sí, ya que el Consejo no se puede meter con los fallos de los jueces. El Consejo tiene la facultad de investigar la actuación de los jueces y juezas en todo, menos en las sentencias. Habrá que estar pendiente, de cualquier forma.

IMG_2017-03-30 12:04:46.jpg

Lo segundo y más importante que ha pasado es que tanto el padre de la víctima, como la Fiscalía de Veracruz han anunciado que van a recurrir la sentencia. Esto es: van a apelar a un Tribunal Colegiado. Eso significa que esto no es el fin del caso. Todavía hay esperanza. Habrá que estar al pendiente. #JusticiaParaDaphne

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s